fbpx

Reserva una sesión

Llámanos:

605026068

Envíanos un email:
info@claramartinez.es

Cómo dejar de sentirte mala madre

25 de mayo de 2020 a las 12:04 · · 0 comentarios

Cómo dejar de sentirte mala madre

Con todo lo que parece que hemos avanzado en los últimos tiempos y cada vez nos sentimos más culpables por tomarnos nuestro espacio cuando somos madres ¿por qué?

En este artículo, te voy a hablar de varios factores que han conseguido que nos sintamos malas madres continuamente (aunque ahora lo expresemos desde el humor) y una propuesta para que te puedas sentir más libre y en paz con lo que eliges hacer cada día.

Aquí todo el mundo sabe lo que tienes que hacer

Por primera vez en la historia, las posiciones reaccionarias, los defensores de la crianza natural, la psicología apoyada en la teoría del apego y varios sectores feministas, están de acuerdo en lo que se supone corresponde hacer a una madre. 

Y tiene que ver con el modelo que ahora está tan de moda de maternidad intensiva, conocida como crianza natural, y se llama así porque es intensiva en dedicación y tiempo, y exige que la madre sea la cuidadora principal del bebé durante los primeros años.  

Parece que si la madre estuviera siempre ahí además de tranquila, disponible y amorosa, sus hijos no desarrollarán ningún problema psicológico ni emocional en su vida (carga, carga, carga, carga)

Estas corrientes, están llegado a confundir a las mujeres que desean lo mejor para sus criaturas, ya que las ideas que promulgan, pueden llevar a tomar decisiones cargadas de responsabilidad y dejar fuera al resto de figuras principales de apego. 

La mezcla de recomendaciones de los y las expertas provocan en muchos casos confusión, agotamiento y carga excesiva; así que aunque se haya elegido ser madre de forma consciente y se esté haciéndo lo mejor que se sabe y puede, la sensación de no estar haciéndolo bien, de autoexigencia y de culpa, persiguen:

  • Si trabajamos, porque no estamos disponibles al 100% para nuestras criaturas.
  • Si nos agobiamos por la crianza, porque deberíamos estar disfrutándola ya que es elegida.
  • Si ponemos en segundo plano nuestras carreras profesionales, socialmente nos volvemos irrelevantes, como carentes de importancia.
  • Si no podemos dar de mamar, se entiende que no nos hemos esforzado lo suficiente o algo estamos haciendo mal
  • Si no queremos dar de mamar, entonces es antinatura
  • Si los niños van a la guarde, no van a tener un apego seguro
  • Si no van a la guarde, entonces no van a espabilar
  • Si damos de mamar en público, podría ser molesto para los viandantes, o te expones al comentario "este niño o niña ya es mayorcita para mamar"
  • Si necesitamos tiempo para nosotras, nos sentimos culpables porque ya estamos robando bastante tiempo al seguir trabajando

Y así un largo etcétera 

Sin entrar en lo que puede parecernos bien o mal, es importante darnos cuenta de todas las ideas que (aunque no queramos) tenemos interiorizadas. Porque lo peor de todo es, que muchas de ellas son contradictorias. 

Ver todas las creencias que nos atraviesan es fundamental para ir tirando a la basura lo que NO queremos en nuestra vida y elegir lo que SÍ nos sirve a cada persona y núcleo familiar y además poder sentirnos bien con ello. 

Necesitamos nuevos modelos que nos tengan en cuenta en vez de hacernos sentir siempre culpables

Es un gran problema social que haya tantas pautas, mandatos y exigencias para las mujeres que son madres, ya que complican una etapa que ya es extra demandante en sí misma como la crianza, en vez de facilitarla dando apoyo.

En la búsqueda de plantear soluciones a esta situación, mi misión ha sido crear una plataforma y programa especializado para dar espacio y apoyo a las necesidades que van surgiendo a las mujeres durante los años de la crianza.

  • Porque necesitamos ser escuchadas y comprendidas por otras personas que no quiten importancia a lo que sentimos.
  • Porque necesitamos desacelerar nuestro día a día y reducir la carga mental.
  • Porque necesitamos herramientas para gestionar todo lo que se mueve internamente, que muchas veces crea ansiedad, estrés y sufrimiento.
  • Porque necesitamos poder expresarnos con otras mujeres que están viviendo situaciones parecidas.
  • Porque ya vale de que todo el mundo diga y SEPA, cómo es mejor hacer las cosas.

Ahora tú: el programa que cuida a las madres

Ahora tú es un programa para las mujeres que han decidido ser madres y necesitan apoyo para recuperar su energía, su identidad, su espacio o gestionar mejor las relaciones con el entorno. 

Aunque hay muchos factores que nos lo ponen difícil para criar y vivir a nuestra manera, Ahora tú está pensado para acompañarte en lo que estás viviendo y darte herramientas para vivir más en calma y más en paz.

Y que puedas gestionar lo que vaya surgiendo de forma sencilla.

Y que puedas compartir lo que quieras con otras mujeres y sentirte comprendida.

Y que puedas encontrar tu sitio, tu espacio y conservar tu identidad.

Porque desde el embarazo y sobre todo en el posparto, vivimos experiencias muy intensas que muchas veces se quedan ahí, como si no hubiera pasado nada, que es necesario atender y darles su importancia.

Te animo a que le eches un vistazo a toda la información y si tienes alguna duda me escribas aquí.


Cómo liberar el estrés de toda la familia sin salir de casa

11 de abril de 2020 a las 12:00 · · 2 comentarios

Cómo liberar el estrés de toda la familia sin salir de casa

Ya llevamos varias semanas en casa y lo estamos consiguiendo poco a poco, así que lo primero que quiero es reconoceros que estamos sobrellevando esta situación lo mejor que sabemos y podemos, y esto, no es poca cosa

Para ayudaros a que no decaigan los ánimos, he preparado una dinámica muy chula en este artículo, sencilla y que podéis hacer en familia, para ayudaros a relajaros un rato, y sobre todo, a tener una experiencia placentera sin salir de casa ¡Espero que la disfrutéis!

A las criaturas les cuesta dormir durante la cuarentena

Algunas me habéis escrito preocupadas por conductas que estáis observando en los peques, como problemas para dormir y mucha irritabilidad.

Es muy probable que en las primeras semanas hayan transitado el miedo por no entender lo que ocurría, y según han pasado los días, esta emoción haya dado lugar a estar más irascibles, llorar o enfadarse por pequeñas cosas, estar de pronto tristes o melancólicos… 

Esto es normal debido al impacto emocional que puede suponer un acontecimiento estresante como éste en nuestro organismo, es normal y esperable, pero no os preocupéis porque solo serán efectos transitorios

La mejor manera de ayudarles será estando lo más tranquilas y equilibradas que podamos y dándoles seguridad sobre todo en los momentos más complicados. También les ayudará mucho que impulsemos actividades comunes placenteras como la que vamos a ver a continuación. 

Pero claro, a nosotras también nos cuesta relajarnos

Como adultas, tendemos más a la preocupación o incluso ansiedad, por ser una situación que se escapa de nuestro control y en la que no sabemos muy bien cuáles van a ser los próximos pasos.

También se nos junta el estrés propio de las tareas que tenemos que hacer a lo largo del día (con menos apoyos) y la obligación añadida de tener que conciliar con nuestros trabajos. Si a estos le sumamos preocupaciones varias relacionadas con nuestros familiares, amigos y ciudadanos y ciudadanas del mundo en general... 

Pues eso, son muchas cosas las que estamos gestionando y asimilando, así que piano piano

Cuidado con sobrecargar o aumentar demasiado la exigencia en estos momentos, y aunque las rutinas nos pueden ayudar mucho, que sean flexibles y nos tengan en cuenta.

@claramartinez.es

Tengamos en cuenta que cada miembro de la familia está gestionando el estrés de la situación como puede, así que sin ánimo de saturar vuestra rutina, sino de hacer un paréntesis placentero y tranquilo, he preparado una dinámica de mindfulness que os puede ayudar a liberar el estrés de toda la familia. 

Mindfulness con alubias y arroz

La propuesta es la siguiente, vais a elegir un momento del día en el que no haya otras tareas que hacer y vais a elegir un espacio donde podáis jugar con alimentos. 

Anímate a participar tú también, no lo veas como cosa de niñ@s, porque te va a servir para parar la mente un rato y salir del modo multitarea, conectar con tus sensaciones, con la respiración y liberar el estrés de una forma placentera...

Vamos allá, instrucciones: 
  1. Mezclad un vasito de arroz y otro de alubias (o garbanzos o macarrones o lo que tengáis en casa) y hacer una montaña para cada participante en un plato de papel o directamente donde vayáis a hacer el juego.
  2. Poned una música relajante de fondo, te sugiero por ejemplo la suite de Bach para cello nº1 en sol mayor y bajad las luces. 
  3. Sentaros cada una delante de vuestra montaña con la espalda recta, el cuerpo relajado y las manos sobre las rodillas y observad vuestra montaña. 
  4. La primera parte del ejercicio será simplemente jugar toqueteando los diferentes elementos con los ojos cerrados (o abiertos para menores de 3-4 años). 

La idea es pararse a sentir y redescubrir (como si fuerais extraterrestres que no han visto nunca lo que están tocando) texturas, formas, sensaciones... imprégnate de la curiosidad que tienen las criaturas 💡

5. Ahora, con los ojos cerrados, vais a hacer dos montones: uno de arroz y otro de alubias (en el ejemplo, uno de macarrones y otro de higos secos). Tomároslo con calma, siente tu respiración. 

No hay que hacerlo rápido, no hay ganadores, la clave del juego es ir palpando los tipos de elementos para ser conscientes de la experiencia. ¡Estamos activando nuestros sentidos!

Explica a las criaturas lo importante que es palpar con atención cada elemento.

6. Como último paso, puede ser excitante introducir otra textura como por ejemplo guisantes o fresas congeladas y volver a cerrar los ojos y volver a empezar el ejercicio.  

Es importante hacerlo tranquilas y deleitándonos con las sensaciones. Como si fuera la primera vez. Siente tu postura, tu respiración, escucha la música. 

Cuando acabéis, abrid los ojos y seguid un poco más tranquilos y contaros cómo han sido las sensaciones durante el ejercicio. Comparte también tu experiencia, eres parte de la dinámica.

¿Qué sensaciones os ha producido? ¿cómo es ahora vuestra respiración?

¿Cómo os sentís? ¿os sentís diferente que al empezar el ejercicio?


Variaciones 

Para los menores de 3-4 años tendremos que cambiar el arroz y las alubias por elementos más grandes, como macarrones, higos, nueces y avellanas con cáscara... y el juego para ellos será meter cada tipo de grano en diferentes lugares o recipientes.

Como véis es posible el crear un ambiente tranquilo en casa, con musiquita relajante y convertir un juego en una dinámica de mindfulness para toda la familia.

Despertaréis vuestros sentidos durante un rato y estaréis solo en el presente, lo cuál provocará directamente liberar ansiedad y estrés, bajar vuestro nivel de activación y dormir y descansar mucho mejor.  

Podéis hacerlo a media tarde cuando las obligaciones ya se han terminado, sin prisas y con intención de disfrutar todos juntos. Yo pasé ayer un buen rato realizándola con bebeloqui y espero repetir pronto.

Sólo me queda animaros a que hagáis este huequito en vuestra rutina y me contéis en comentarios cómo ha sido la experiencia, me encantará saber que lo habéis practicado y cómo os ha ido. 😃

Un abrazo muy grande, 

Clara

P.D. Ay que no se me olvide!! Este domingo 12 de abril haré un directo en Instagram a las 18:30 para daros más ideas sobre cómo disfrutar estos días con los peques sin salir de casa y liberar el estrés. ¡Os espero! Agrega mi cuenta para que te salga la notificación del directo: @claramartinez.es

Pautas para mantener la calma frente al coronavirus y tratarlo con los niños

13 de marzo de 2020 a las 14:35 · · 0 comentarios

Pautas para mantener la calma frente al coronavirus y tratarlo con los niños

#YoMeQuedoEnCasa ¿y ahora qué?

¿Cómo estáis llevando la situación creada por el coronavirus en casa? ¿se os hace difícil mantener la calma? ¿sientes que está suponiendo un caos a todos los niveles? 

El objetivo de este vídeo es ofrecerte pautas útiles para afrontar una situación completamente nueva, como es la provocada por el COVID-19 de la mejor manera posible y poder estar lo más calmadas y serenas, pero sin perder la orientación a la realidad: es decir, saber dónde estamos y a lo que nos enfrentamos. 

También quiero darte pautas para saber cómo tratar este tema con niños y  niñasy sobre todo, quiero realizar una reflexión sobre cómo convertir esta crisis en una oportunidad de aprendizaje y crecimiento. Vamos allá!

Te voy a dar 3 pautas muy importantes para afrontar la crisis provocada por el coronavirus de la mejor manera:
  • Infórmate bien y escucha a las autoridades sanitarias, pero no te pases

    Una cosa es estar al corriente de lo que pasa y otra  muy diferente es estar todo el día hablando de lo mismo y estar constantemente recibiendo y transmitiendo todas las informaciones que te llegan. 

  • No minimices ni exageres Esto es lo que es, por algo se están cerrando colegios y centros de salud, porque todavía no se sabe la magnitud del problema, pero tampoco exageres. Las medidas de precaución son para evitar que el problema sea mucho mayor. Así que lleva a cabo las pautas que se proponen en cada momento y sigue viviendo con la mayor normalidad posible.  
  • Mantén la calma y utiliza el humor para afrontar esta crisis El humor siempre ayuda a soltar tensión y a llevar las cosas de otra manera, ¡utilicémoslo! Tanto si estás dentro de la población de riesgo, como si tienes algún familiar enfermo, puedes utilizar el humor para mantener a raya la sensación de miedo y además realizar ejercicios de respiración y relajación  centrándote en lo que estás haciendo en cada momento. 

PAUTAS PARA TRATAR ESTE TEMA CON LAS CRIATURAS

  • No alimentar su miedo y para ello es importante no estar todo el día hablando del tema delante de ellos ni crear un halo de misterio del que ellos no son partícipes. Lo mismo que nos viene bien a las adultas que es no estar todo el día con lo mismo, a ellos también. 
  • Antes que nada podemos preguntarles qué saben y así darles información adaptada para ellos, os dejo abajo un cartel que os puede servir para hablar del coronavirus.  
  • Validemos sus emociones y esto quiere darles un espacio para expresarse y escuchar cómo se sienten sin intentar cambiarlo. 

Te dejo a continuación un descargable de Mindheart para que lo imprimas y puedas trabajar este tema con tus hij@s y un póster del Ministerio de Salud que te recordará lo que es conveniente decirles a los niños y lo que no. 

Mucho ánimo para que tomemos las medidas necesarias desde ya y esta crisis se frene cuanto antes. #frenarlacurva #yomequedoencasa #covid

Un abrazo, 

Clara 


RECOMENDACIONES DEL COLEGIO OFICIAL DE PSICOLOGÍA DE LA RIOJA PARA AFRONTAR DE FORMA EFICAZ EL IMPACTO PSICOLOGICO GENERADO POR EL BROTE DE CORONAVIRUS

DESCARGABLE PARA HABLAR DEL CORONAVIRUS CON LOS PEQUES DE MINDHEART

QUÉ LES DECIMOS Y QUÉ NO A LOS NIÑOS Y A LAS NIÑAS DEL COVID-19 RECOMENDACIONES DEL MINISTERIO DE SALUD: PÓSTER

MEDIDAS PARA EL MANEJO DE LA ANSIEDAD DEL COP DE ÁLAVA ​​​​

Fórmula mágica para que la autoestima de tus criaturas sea a prueba de bombas

17 de enero de 2020 a las 07:00 · · 10 comentarios

Fórmula mágica para que la autoestima de tus criaturas sea a prueba de bombas

Mira que eres cabezota, hijo; tú eres muy pesada, eh; pero, ¿eres tonto?... Los niños y las niñas están continuamente escuchando frases negativas acerca de lo que son y lo que no son, lo cual influye directamente en su auto-concepto. Para solucionar esta situación, he preparado el siguiente vídeo con 2 técnicas súper valiosas para fomentar un autoconcepto positivo y una autoestima a prueba de bombas en nuestras criaturas. Y lo mejor, es que sólo te llevará 1 minuto al día. A continuación, encontrarás un resumen de lo que te cuento en el vídeo y las dos técnicas para descargar. 

Lo nuestro es increíble, es ver a una criatura y nos ponemos a valorar sus características como si tuviéramos que hacer un currículo. Y esto nos pasa tanto a las madres y los padres, como a la gente que nos rodea. A veces, lo hacemos por justificar un comportamiento que nos da vergüenza y otras veces por desahogo, pero el caso es que las niñas y los niños están todo el día oyendo comentarios acerca de sí mismos. 

Imagínate por un momento que te encuentras tú en esta situación, me pongo yo como ejemplo: Clara, mira que eres pesada; jo, clara, ¡qué despacio comes!; eres muy seria, eh...; Clara me pones nerviosa, ¡vas a parar ya de una vez! No se tú, pero yo lo primero que haría, sería mandar a esa persona a la mierda. 

Resulta que nuestro autoconcepto es aquello que nos decimos de nosotros y nosotras mismas y se forma en los primeros años de vida a partir de cómo nos tratan las personas significativas de nuestro entorno, sobre todo de nuestras figuras principales de apego. Y esto se transmite a través del lenguaje, del contacto y de los ojos con los que nos miran.  

Vamos, que si te dicen que eres un bicho y te tratan como a un bicho, es muy posible que en unos años, tú sientas que eres un bicho. 

Truco para no joder su autoconcepto: No es lo que son, es lo que hacen

Ya sé que en la vida moderna no hay tiempo para nada, como para estar analizando todo lo que decimos… ¡total, si quiere decir lo mismo…! Esta es una frase que se repite mucho entre los abuelos, ¿os suena? 

Pero de verdad que no, que no es lo mismo, que el lenguaje crea diferentes realidades dependiendo de las palabras que utilicemos. No es lo mismo ni parecido decirle a alguien “eres tonto” que “este rato estás haciendo muchas tonterías”. 

Así que desde aquí, ¿qué te parece si hacemos el firme propósito de, al menos cuando nos dirijamos nosotras a nuestras criaturas, usar esta expresión? “Lo que has hecho es…” “No me gusta cuando haces…” (más ejemplos en el documento que te dejo abajo para descargar).

Porque en verdad, todas las personas tenemos un repertorio muy amplio de conductas y maneras de hacer las cosas y definiéndoles en lo que son y lo que no son, solo vamos a conseguir empobrecer su paleta de colores. 

Imagínate que un niño de 3 años lleva un dibujo a casa de algo que ha pintado en el cole y delante de toda la familia escucha a su mamá: qué le vamos a hacer, cariño, si tú pintas fatal como yo. Es probable que este niño ya no vuelva a interesarse por pintar y de hecho no hará dibujitos en clase como otros niños, ni esperará con ganas la clase de educación artística, evitará pintar en casa y no se apuntará por supuesto a ninguna extraescolar donde tenga que dibujar o pintar. ¿Cómo será esta habilidad cuando tenga 13 años? Pues como la de un niño de 3 años que incorporó en su autoconcepto que no era bueno pintando y esto le hizo no desarrollar la habilidad. 

La técnica mágica para una autoestima a prueba de bombas: El amadrinamiento

Esta técnica tiene increíbles resultados y una vez que la interiorices, la podrás aplicar con peques, con personas adultas y también contigo misma. 

Amadrinar es el proceso de ver y bendecir a otra persona. Antes que nada, te aviso de que le he cambiado el nombre (normalmente se llama apadrinamiento) pero por qué no, la vamos a llamar como queramos, y a partir de unas frases básicas, podemos hacer esta técnica nuestra e introducir nuevas palabras. 

A continuación, la dejaré escrita para que puedas descargarla y empezar a practicar desde hoy mismo.

Porque como hablábamos antes, estamos constantemente recibiendo mensajes acerca de lo que somos y no somos y de cómo hacemos las cosas, pero esta técnica consiste en algo que es mucho más provechoso: 

Nos vamos a dirigir al ser, a la esencia e identidad de la otra persona. Le vamos a decir que es bienvenida y que ya es única por el hecho de existir.  

Para llevarla a la práctica es muy importante cómo te encuentres. Hazlo sólo cuando estés tranquila y no tengas la mente en otra cosa. Serán uno o dos minutos y es muy importante que estés presente y no quieras estar en otro lado. 

A mí me gusta hacerlo cuando estoy durmiendo a mi hijo y ya se ha desactivado un poco, ya hemos cantado y está medio despierto-medio dormido. Entonces empiezo a notar mi respiración y a hacerla más profunda y noto como él se va sintonizando con el ritmo de mi respiración. 

Sigo respirando lento y sonoro mientras le acaricio el pelo o la tripa y le voy diciendo algunas de estas frases: tú existes, cariño, yo te veo… eres importante y eres valioso… tienes mucho que aportar

Es fundamental hacerlo muy despacio, respira entre frase y frase, sintiendo cada palabra. Es tu ser el que habla a su ser. Piensa que le estás haciéndole un importante regalo para toda su vida: sentirse bienvenido y aceptado. No hay nada más importante para nuestra autoestima.  

Ya ves que lo que oyen nuestros hijos de ellos mismos lo integran fácilmente en su autoconcepto, por lo que el hecho de pararnos un momento para revisar cómo les hablamos, tiene un valor incalculable para su vida futura.

Sobre lo que les dicen otras personas, no podemos hacer mucho más que pedir, pero sobre nuestros mensajes, podemos empezar a actuar desde ya mismo.

Te animo a lleves a la práctica los trucos que te he facilitado para ayudar a tus hijas e hijos a fomentar una sólida autoestima. La técnica del amadrinamiento la puedes poner en práctica esta misma noche  y contarme en los comentarios cómo ha ido. 

Un abrazo, 

Clara